Florencia Olivos 005 (Web)

Apenas terminó la carrera de Artes Visuales en la Universidad de Chile, Florencia Olivos sintió la imperiosa necesidad de crear, de hacer algo propio. “Tenía esa confianza de la juventud”, admite riendo. “La confianza de pensar que uno puede hacer cualquier cosa y que en realidad me tenía que dedicar a lo que yo quería, porque sino… ¿a  qué?”.

Un día, en su libreta de dibujos, nació Julieta, una adolescente extrovertida y con un gran sentido de la moda, en la que Florencia vio una oportunidad. Tomó el personaje, le inventó una historia y armó con esos elementos la maqueta de una agenda que ofreció a todas las empresas conocidas de ese rubro. Fue rechazada por todas. Sin darse por vencida, Florencia sumó fuerzas con la empresa Ludik y a fines de 2003 presentó su agenda Julieta en la Feria del Libro de Santiago. La fila que se formó ese día frente a su stand, compuesta mayoritariamente por niñas que apenas conocían el personaje, sería un temprano indicio del éxito de la publicación.

Desde entonces, Julieta ha conquistado lectores de toda Latinoamérica mediante sus agendas, redes sociales y múltiples productos asociados: cómics, cuadernos, muñecas, mochilas, ropa, etcétera. Pero Florencia Olivos, su creadora, no descansa en los laureles: comenzó el 2015 con un libro bajo el brazo, Julieta y el amor, y con un arriesgado y emocionante proyecto editorial. De eso, y mucho más, conversó con Mesa Gráfica.

Florencia Olivos 006 (Web)

Después de 10 años de haber creado a Julieta, ¿cómo evalúas el proyecto en general?

Florencia: Yo creo que ha sido un proyecto muy bonito y muy arriesgado. Siento que con Julieta se abrieron puertas para hacer cosas con la ilustración a nivel nacional. También pasó que comencé en un muy buen momento, cuando 31 minutos estaba en la cumbre y muchas empresas grandotas estaban buscando personajes chilenos, porque ese programa había resultado y querían ver qué otra cosa podía resultar. Y ahí estaba yo con mi agenda. El trabajo ha sido muy rico, pero a veces la gente piensa que las cosas se hacen solas. He escuchado comentarios del tipo: “Oye, tú hiciste un mono y listo, te resultó”. ¡Como si no la hubiera dibujado tres millones de veces! (risas). Ellos piensan que yo la dibujé una vez y listo, se hizo todo. Pero no, es un trabajo enorme, enorme, enorme, de mucho dibujo, de pensar en las historias, y de investigación también.

Y con todo ese trabajo detrás lograste transformar un dibujo en una marca y llevarla a distintas plataformas…

Florencia: Claro. Pero es que… yo soy avispada igual (risas). Registré al tiro la marca, por ejemplo. Hice todos esos trámites y ahora que te lo cuento me doy cuenta de que hice las cosas bien, no fui para nada hippie. Al contrario, fui muy ordenada. Entonces, después de la primera agenda vino el crear un montón de productos asociados y trabajar como loca, como enferma. Sin vacaciones, casi sin fines de semana, pero disfrutando de hacer algo que me gustaba mucho y viendo los resultados. Podía ser que no resultara ninguna de las cosas que yo me imaginaba, pero ¿por qué empezar poniéndome límites? Ahora me pasa con cualquier proyecto que empiezo: si al imaginarlo puedo verlo llegar a muchas partes o en distintos formatos, eso me da la confianza para concretarlo.

Florencia Olivos 007 (Web)

¿Nunca significó un problema para ti convertir tu personaje en un negocio?

Florencia: Es que Julieta siempre tuvo contenido. Todas las agendas incluían cómics, súper largos además. Los que han visto todo desde afuera ven con mayor claridad el lado masivo del asunto, como el hecho de que la agenda haya estado en todos los supermercados, pero las niñas que la querían se fijaban en la historia del personaje, en el contenido que hasta hoy sigo produciendo. Y en verdad yo nunca he tenido prejuicios al respecto, porque a mí me gustan los objetos asociados, entonces lo volvería a hacer con otro personaje. Y veo que las nuevas generaciones siguen un poco mi escuela en ese sentido, al no tener prejuicios respecto a ese tipo de cosas. Yo voy a muchas ferias de ilustración y diseño y compro muchos stickers, magnetos para el refrigerador, fanzines, etcétera, y te juro que si yo hubiera pertenecido a esta generación también habría tenido mi stand lleno de cosas. Me gusta que los más jóvenes se la jueguen por hacer sus cosas y que no estén esperando a que alguien los llame, sino que empiezan no más.

¿Qué método de trabajo utilizas con Julieta? ¿Trabajas con editoriales o productoras que imprimen y distribuyen los productos?

Florencia: Mira, con Julieta yo trabajo con el modelo de licencia. Yo tengo la marca registrada, la propiedad intelectual, y no es que a mí las empresas me encarguen proyectos y me paguen, sino que hacemos un contrato de licencia con el que acordamos que ellos van a desarrollar sus productos con mi gráfica. Entonces, el contrato se hace por un porcentaje de venta y con un mínimo garantizado. Es un compromiso en el que ambas partes queremos que se venda lo más posible.

¿Y cuánto control creativo tienes dentro de esa dinámica?

Florencia: El cien por ciento.

Florencia Olivos 008 (Web)

¿Nunca te han forzado a cambiar tu gráfica o a inclinarla a sus intereses?

Florencia: Es que como yo partí independiente y la cosa funcionó, siempre han confiado en mi criterio. Además, yo soy la que más sabe lo que es Julieta. Obviamente, cuando hicimos cuadernos del personaje, por ejemplo, me enviaron un listado de especificaciones, que eran peticiones normales para el tipo de trabajo, pero siempre tuve total libertad. Incluso en los cómics que se incluían en las agendas, así que yo creo que siempre tuve una comunicación directa con las niñas que compraban las agendas y leían esas historias.

¿De qué manera has logrado reinventar el mundo que creaste desde que comenzó el proyecto?

Florencia: Bueno, como Julieta es un personaje adolescente yo tenía que estar cachando qué era lo que “la llevaba” entre los más jóvenes. ¿Qué ropa le dibujo? ¿Qué zapatos va a usar? Y yo me tenía que adelantar a las modas, porque la agenda la entregaba lista en marzo y salía a la venta a fin de año. Además, debía ir cambiando el estilo y armando líneas gráficas distintas. Para las distintas temporadas de cuadernos, por ejemplo, como eran muchos dibujos, tenía que elegir y pensaba: “¿Qué voy a hacer ahora? ¡Ya, estilo rockabilly!”, por ponerte un ejemplo. Y buscaba referencias e íconos de ese estilo en particular. Así aprendí a hacer mis guías de arte, algo muy interesante de hacer y que en realidad es armar un concepto gráfico completo, incluyendo personajes, tipografías, íconos, patterns, etcétera. Y eso me servía como base para otros productos o para otras temporadas también.

Florencia Olivos 002 (Web)

Hiciste incluso un video musical animado con la banda Difuntos Correa. ¿Cómo nacen todas esas ideas?

Florencia: (Risas). Yo creo que todo sale de mi curiosidad, la que va para todos lados. La curiosidad de hacer cosas, de conocer personas. ¿Se puede? ¡Hagámoslo! (risas). Y bueno, también es posible que muchas cosas hayan quedado mal hechas, pero al parecer en eso no soy tan perfeccionista. Creo que hay valor en el hacer y en el mostrar, y creo que las cosas se arreglan en el siguiente proyecto. Con la Julieta nunca he tenido el tiempo de hacer algo perfecto, porque mis deadlines eran terribles, entonces no me podía dar más vueltas, pero tampoco pretendía hacer una obra de arte. Mi objetivo era hacer y pasarlo bien haciendo mis cosas.

Y de pasarlo bien a influenciar a toda una generación de jóvenes no hubo mucho trecho. Tus lectores se identificaron con el personaje y su mundo y eso les dio la confianza para contar sus propias historias en el Club de Julieta, la sección de cartas del sitio web. ¿Qué ocurrió ahí?

Florencia: Sí, se abrió un espacio. Al principio yo contestaba todas las cartas que llegaban, pero después fue imposible porque eran muchas. En ese tiempo ocupábamos Fotolog y subíamos una carta de los lectores al día, luego de leerla y editarla, y los mismos lectores la respondían en ese espacio. Pero claro, con el tiempo he recopilado un montón de cartas con problemas reales, cartas muy bonitas en realidad, que me dieron la idea de hacer el nuevo libro, Julieta y el amor, incluyendo ahí ese material.

Florencia Olivos 003 (Web)

El libro Julieta y el amor, en cierto sentido, vino a reemplazar la agenda 2015. ¿Por qué no se publicó una este año?

Florencia: Lo que pasó con la agenda fue que… se me juntaron situaciones externas e internas y finalmente decidí no hacerla. Y en general, las agendas ya son un producto que no está funcionando, entonces el esfuerzo de hacer una no se compensaba económicamente. Voy a seguir haciendo los cómics de Julieta, pero la agenda, en cierto punto, llegó a ser una especie de esclavitud. Además, es un producto que se vende bien sólo por tres o cuatro meses, a diferencia de un libro que tiene una vida más larga. Y este libro, en particular, fue una respuesta a la confianza que depositaron todas las niñas que escribieron cartas. Sentí que debía devolverles algo.

¿Has pensado en ponerle fin a la historia de Julieta, en cerrar su ciclo? El hecho de no publicar una agenda este año, ¿tiene que ver con eso?

Florencia: La historia que cuento en los cómics tengo que terminarla. Por lo menos los episodios que he estado haciendo, los tengo que cerrar, aunque no descarto la posibilidad de reabrirlos si después me dan ganas de hacer otra temporada. La historia de la última agenda quedó en “continuará”, así que tengo que ponerle un fin. No lo he hecho todavía, pero está pendiente. Se me hace difícil también porque estoy haciendo un montón de otros proyectos: una novela gráfica totalmente distinta; un libro álbum; estoy empezando a ilustrar para editoriales, cosa que nunca he hecho; y estoy armando un proyecto editorial.

Florencia Olivos 004 (Web)

¿En qué consiste ese último proyecto?

Florencia: Es una editorial que va a publicar cómics, novelas gráficas, libros álbum y también productos y objetos ilustrados. Lo primero que publicamos fue una serie de cuadernitos ilustrados por Margarita Valdés y Nico González, un estudiante del Arcos, y que lanzamos para Navidad. Es un proyecto editorial que está recién empezando, se llama Vasalisa y nuestros puntos de venta actuales son PLOP! Galería, La Tienda Nacional, Qué Leo del Barrio Italia, la boutique Mil Aires, entre otros. Y ahora, con mi socia, una amiga de hace mucho tiempo, estamos muy contentas porque Margarita, nuestra primera autora, ganó el Fondo del Libro, así que vamos a poder publicar su cómic Chikijet. También esperamos publicar un cómic que estoy haciendo con mi hermano, que se llama Lo peor de nosotros mismos.

¿Qué te hizo decidir levantar tu propia editorial?

Florencia: Porque hice el magíster de edición de la Universidad Diego Portales y porque no sólo soy entusiasta por las cosas que hago yo, sino también por las que hacen otros. Además, yo creo que tengo una visión gráfica y comercial para esto, lo mismo que hablábamos acerca de la Julieta, y creo que eso lo puedo aplicar a proyectos de otras personas. Es algo arriesgado, varios me dicen que no es un buen negocio, pero yo soy lanzada, no me podría quedar tranquila si no lo hago. ¡Y lo voy a hacer no más!

LogoMesaGrafica2

¡CONCURSO! Deja tu comentario aquí abajo y automáticamente participas por una copia de “Julieta y el Amor”. El ganador o ganadora se anunciará el viernes 23 de enero. ¡Suerte!

*Mesa Gráfica no se hace responsable de los gastos de envío*