La historia oficial dice que los responsables de la fatídica matanza de la escuela de Santa María de Iquique nunca fueron castigados. Fue en 1907 que más de 2.000 mineros y sus familias, que protestaban por mejores condiciones laborales, fueron acribillados por el Ejército, sin que nadie respondiera por los hechos. Al menos hasta ahora, que un grupo de creadores nacionales se ha encargado de saldar cuentas, a través del cómic La Senda del Errante.

Tomando como base la historia, el guionista Germán Valenzuela publicó hace un año la novela gráfica La senda del Errante: Confesor, ambientada en el año 1950, donde presentó al “Errante”, misterioso personaje encapuchado y que, armado de un corvo, recorre distintos rincones del país con el objetivo de ajustar cuentas con quienes estuvieron detrás de las muertes. Ahora, Valenzuela y un equipo de cinco artistas anuncian la segunda parte de la saga, llamada La senda del Errante: Pecados.

Portada Senda

Creado por Valenzuela, el proyecto cuenta con la participación de Carlos Urquieta (co-guionista), los dibujantes Fabián Sáez, Luis Inzunza y Sebastián Lizana, el entintador Cristián Docolomansky, y las portadillas de Danny Jiménez.

“En esta segunda parte de la saga quisimos ahondar en las motivaciones de nuestro vengador, sin descuidar algo que es el sello de La Senda del Errante, que es el rescate del Chile de esa época, en que claramente se aprecia la desigualdad, la discriminación y la búsqueda de la justicia, temas que hasta el día de hoy están presentes en la sociedad chilena”, explica Germán Valenzuela.

La publicación será presentada en el Festival Internacional del Cómic de Santiago, FIC Santiago, que se realizará desde el 15 a 17 de abril, y es el primer título de la nueva editorial chilena de narrativa gráfica Ariete.

03 AN - FINAL

04 AELC - Final

cir_void400