La diosa egipcia Bastet, símbolo de la fecundidad y la belleza, era representada con cabeza de gato. Encarnaba los efectos benéficos del sol, pero sus rasgos felinos también la asociaban a la luna, la noche y sus misterios. Más adelante en la historia, el gato pasó de ser idolatrado a perseguido y durante la Edad Media fue considerado compañero de brujas y representante del diablo.

En la actualidad, los gatos pasan sus días como tiernas y fieles mascotas, pero sabemos que en el fondo están planeando la conquista mundial y que con la ayuda de Internet están a sólo pasos de lograrla. ¡Lo sabemos, gatitos! Y por eso esta galería de MGExpone está dedicada a ellos… porque, en realidad, queremos asegurarnos un buen lugar en su peludo reinado.

Muahaha, ¡muahahaha! Miau.